Inicio

  

Puesta fuera de servicio / desmantelamiento

 

 

Al término de su período de funcionamiento, las llamadas instalaciones nucleares básicas, reciben una serie de operaciones de descontaminación y de transformación seguidas por el desmantelamiento hasta el estado final definido. La Autoridad de Seguridad Nuclear, fomenta el retorno al sector público (para usos que pueden o no ser restringidos), bajo reserva de posibles ajustes de los obstáculos.

 

El escenario para cada instalación nuclear (desmantelamiento inmediato o diferido) es seleccionado por el operador en base a un caso por caso, en general, a la luz de los estudios comparativos. Sin embargo, se le pide al operador que justifique que la estrategia propuesta es la mejor en términos de seguridad y protección radiológica. También se le pide al operador que justifique el estado final del desmantelamiento de la instalación considerada.
 
La Autoridad de Seguridad Nuclear, alienta el desmantelamiento completo, ya sea inmediatamente o después de un ligero aplazamiento, por diversas razones. En la actualidad todos los operadores a cargo de una operación de desmantelamiento en curso aplican esta política.
 
Las disposiciones técnicas aplicables a las instalaciones para ser dadas de baja, obviamente deben estar en conformidad con las normas generales de seguridad y protección radiológica, especialmente en relación con la exposición de los trabajadores externos e internos a radiaciones ionizantes, a la criticidad, a la producción de residuos radioactivos, emisiones al medio ambiente de efluentes radioactivos o medidas elaboradas para limitar los riesgos de accidentes y mitigar sus consecuencias.
 
Los residuos procedentes de las obras de desmantelamiento se gestionan de la misma manera que los residuos procedentes de instalaciones en funcionamiento. Aunque la Directiva 96/29/Euratom lo permite, la reglamentación francesa no ha adoptado el concepto de "nivel de liberación", es decir, los niveles genéricos de radioactividad por debajo del cual los efluentes y residuos de la actividad nuclear pueden ser eliminados como residuos radioactivos corrientes sin una supervisión específica. En otras palabras, no hay liberación de materiales de zonas nucleares que no estén desclasificados de las zonas nucleares a las zonas corrientes.

 

 

 

  
  
  

 

Page last updated Mardi 2 Mars 2010 at 16h29